Noticias

Protege la Corte al consumidor; la carga de la prueba de vicios ocultos es para el vendedor

Autor:
Juan Carlos González
Fecha:

La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación publicó una tesis aislada que protege a los consumidores cuando adquieren un bien con vicios ocultos. La protección deriva de que cuando el consumidor aporta los elementos de la existencia de dichos vicios la carga de la prueba será para el proveedor.

En la primera sala consideró la desventaja de los compradores frente a los vendedores en relación con los productos y al analizar el caso de un vehículo vendido al que le aparecieron fallas mecánicas después de la operación comercial, la tesis de la sala revirtió la carga de la prueba. En este caso, el vendedor del automóvil quedó obligado a demostrar la inexistencia de vicios ocultos.

Así, se justifica esta asignación de la carga de la prueba a vendedores para equilibrar la relación desigual entre comerciantes y consumidores. Se aplicó el principio de Favor Debilis”, en este caso refiriéndose a los consumidores. 

Compartir