Noticias

En 200 años, únicamente, catorce mujeres han sido ministras del Máximo Tribunal

Autor:
Lorena Sánchez Cabrera
Fecha:

María Cristina Salmorán de Tamayo, hace 61 años, se convirtió en la primera ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Livier Ayala Manzo fue la mujer que inició como Secretaria de Estudio y Cuenta de la Corte. Antes de la Reforma Judicial del 94, seis eran las ministras que llegaron al Pleno del Tribunal Constitucional.

Gloria León Orantes, Fausta Moreno Flores, Martha Chávez Padrón, Victoria Adato Green, Irma Cué Sarquis y Clementina Gil Guillén también fueron juezas constitucionales, y de ellas, dos eran ministras supernumerarias, es decir, suplían a las y a los ministros que ocupaban el cargo de manera fija.

Posteriormente a la Reforma Constitucional, que entró en vigor en 1995, Olga Sánchez Cordero —actual Presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República—, fue la única mujer designada para ocupar el cargo de ministra de la Suprema Corte.

Más, en 2004, le acompañó en el pleno como jueza constitucional Margarita Luna Ramos.

Si bien la designación de María Cristina Salmorán de Tamayo marcó un paradigma en materia de género en México, justo en 200 años, tan solo 14 mujeres han accedido al cargo de ministras del Máximo Tribunal del País.

Hoy, de los once integrantes del Pleno de Ministros de la SCJN, son cuatro las mujeres que ejercen como juezas constitucionales. Ellas son las ministras Norma Lucía Piña Hernández, Yasmín Esquivel Mossa, Margarita Ríos-Farjat y Loretta Ortíz Ahlf.

Compartir